Se acerca el invierno y con él, la temporada de usar sistemas de calefacción. Muchos domicilios y empresas optan por la calefacción eléctrica en esta época, principalmente por su eficacia y rapidez en calentar espacios. Pero usar este tipo de calefacción también tiene sus peligros, que pueden ser evitados mayormente al tener las instalaciones eléctricas revisadas y actualizadas. 

Lo recomendable es que se haga una revisión de las instalaciones eléctricas en domicilios o empresas cada cinco años. La humedad, el polvo, el uso intenso e incluso los movimientos telúricos, muy comunes en Chile, pueden dañar las conexiones y aislamientos eléctricos, causando graves accidentes si no son detectados a tiempo. Esa revisión debe ser realizada por un profesional certificado, con el uso de equipamientos de seguridad y siguiendo todos los protocolos de prevención de accidentes. 

Principales detalles que deben ser revisados en el sistema eléctrico

Hay problemas comunes que deben ser revisados periódicamente en las instalaciones eléctricas de domicilios y empresas. Entre ellos están: 

  • Conexiones a tierra deficientes: todos los sistemas de cableado eléctrico que se pueden tocar normalmente (como tomacorrientes, lámparas de techo, etc.) deben tener una conexión a tierra y 0 voltios. Sin una vía segura a tierra, las partes metálicas expuestas pueden activarse y causar accidentes con corriente eléctrica.

 

  • Sobrecarga del sistema eléctrico: cuando se enchufan demasiados dispositivos eléctricos a un solo circuito, los cables pueden recalentarse. Esto también puede causar la caída de corriente, cuando todo el sistema se apaga para evitar la sobrecarga. Otro riesgo es cuando el calibre del cable es muy pequeño para la corriente que debe conducir.

Siempre toma precauciones con el uso de equipamientos eléctricos y alargadores, enchufando solamente dispositivos que no sobrepasen el máximo de corriente disponible, y por un tiempo no muy prolongado. Evita usar muchos dispositivos de una sola vez en el mismo circuito, como secadores de pelo y calefactores eléctricos, por ejemplo.

 

  • Aislamiento defectuoso: al tocar cables expuestos, ya sea con la mano o a través de equipamientos de trabajo, una persona puede sufrir un grave accidente que, dependiendo de los voltios de la corriente, puede incluso llevar a la muerte. Por eso, es fundamental garantizar que todo el sistema esté debidamente recubierto.

El aislamiento del cableado eléctrico y de las demás instalaciones del sistema debe ser chequeado regularmente. Sin un aislamiento correcto, la humedad (incluyendo el sudor) y la suciedad pueden causar cortocircuitos. 

Conclusión

Es importante evitar al máximo intervenir en las instalaciones eléctricas por cuenta propia, sin los conocimientos ni los equipamientos necesarios para un trabajo seguro. Si necesitas hacer la revisión o mantención del sistema eléctrico en tu domicilio o empresa, puedes encontrar técnicos certificados a través de la app Rajobs. En esta aplicación podrás contratar diferentes servicios para solucionar las instalaciones, mantenciones, reparaciones u otros pendientes en tu propiedad. 

Descarga Rajobs gratis en App Store o en Play Store. Conoce más sobre la app visitando el sitio web aquí.